Amsterdam Boheme


Este es un apartamento situado en Amsterdam, muy poco convencional. Para empezar tiene unas magníficas vistas desde su terraza al canal, además de poseer grandes dimensiones - Nada menos que 128 m2- con tan solo DOS puertas en su distribución: La de entrada a la vivienda y la de salida a la mencionada terraza. No nos da nada nada de envidia ¿Verdad?


Es una vivienda muy luminosa y de estancias totalmente continuadas, eso sí, me llama poderosamente la atención el poco orden que tiene su dueño... pero al parecer no soy a la única que le llama la atención (Realmente lo que me asombra es que deje sacar fotos!) El mismo nos explica, que siempre ha vivido en antiguas fábricas y escuelas, por lo que esta forma de distribución de la vivienda no es algo novedoso para él.


Y palabras textuales nos indica "Debería de ser un poco más ordenado pero estoy demasiado ocupado en mi vida diaria, así que es probable que parezca que vivir en un espacio abierto es un poco incómodo. Para mí, vivir en un espacio con contacto exterior es imprescindible, si vivo en una casa o un apartamento en el centro de la ciudad. Casi siempre estoy en mi terraza - que actúa como una extensión directa del salón de mi casa" Así que alguien ya le ha hecho el comentario "con punta".




La cocina se encuentra en el centro de la gran sala. Por un lado de la cocina, nos encontramos el salón, y por el otro el cuarto de baño, El dormitorio y la sala de estar con acceso directo a la terraza. El Baño se encuentra escondido detrás de la pared cubierta de azulejos que se ven en las fotos. La bañera está oculta detrás de una pared. Aquí hay unos "agujeros", para que se pueda ver toda la sala cuando estás en la bañera. 




Los cuadros patchwork quilt de la cama están realizadas con mantas viejas que encontró con su madre, el resultado es magnífico, pues el contraste con los tonos neutros de la pared queda precioso. En el salón, el sofá está compuesto por un largo banco de hormigón con cojines de la tienda particular de su dueño. A modo de mesas centro, unas mesitas de café con azulejos antiguos de Marruecos y a un lado gran puf diseñado por Marcel Wanders.


Una casa amplia, luminosa, de estilo industrial muy marcado pero para nada fría y poco acogedora. Me ha encantado el "desorden" y los toques personales de su dueño que lejos de ser muy masculinos, hacen que la vivienda sea muy chic y bohemia. ¿No os parece?

Fotografías vía: Bolig

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.


Déjame un comentario y un +1 ¡Gracias!

Sígueme! .... / Follow me! ....



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!