DIY: MACETAS GEOMÉTRICAS DE CEMENTO


El DIY que os traigo hoy os va a gustar: Crea unas Mini-Macetas geométricas de cemento para tu casa, tu terraza o Jardín. Incluso son una buena idea para un regalo handmade!

El resultado es muy original  estamos acostumbrados a pensar en macetas con una geometría bastante estándar: Cuadradas, redondas… ¿pero triangulares? Con varias de ellas puedes crear composiciones preciosas que decorarán cualquier espacio que te propongas.

¿Te quedas?

MATERIALES:

  • Cemento (una bolsa pequeña) Portland de Cemex
  • Arena fina
  • Agua
  • Cartón grueso para los moldes
  • Tijeras
  • Cúter
  • Pegamento
  • Cinta de emalar, o alguna parecida con un adhesivo resistente
  • Plantilla de Piece of Rainbown que puedes descargar aquí
  • Recipientes plásticos que puedas reutilizar para mezclar el cemento
  • Bolsas plásticas pequeñas para taparlo
  • Guantes y máscara para manipular el cemento y evitar el polvo


EJECUCIÓN:



El primer paso es confeccionar los moldes, de modo que recuerda descargarte la plantilla, e imprimirla en papel. Aunque también puedes dibujar tu lo que quieras y hacerla a la medida que te guste. 

Recortas las piezas en el cartón y añade (si quieres) como se ve en la foto, tres rollitos de cartón pegados en la base de la pieza exterior (que servirán para que tu maceta disponga de drenaje). Dobla y sella las ranuras del molde con la cinta adhesiva.

A continuación, prepara el cemento siguiendo las instrucciones del envase. Si trae piedras muy grandes retíralas para que no te queden grumos.



Una vez tengas la mezcla preparada, vierte el cemento dentro de lo que será el molde exterior, sin tapar los tres rollitos de cartón que has preparado, esa será la base de tu maceta. A continuación coloca encima del cemento el molde interior, y rellena el espacio que queda entre ambos.

Deja secar durante al menos tres días sin tocar los moldes. Es importante que el secado sea lento, para que el hormigón no se cuartee, para eso coloca el molde tapado con una bolsa plástica (pero no lo selles, deja que entre algo de aire) y si el clima está seco, rocía el molde con unas gotas de agua una vez al día.




Pasados los tres días puedes desmoldar con cuidado. Puedes hacer tantas macetas como quieras (ahorrarás tiempo si cortas varios moldes para hacerlas simultáneamente). Como te dejo en fotos las composiciones con varias macetas de este tipo ¡quedan espectacular!

Si la superficie está rugosa (probablemente será que si) ¡Líjalas! y a continuación, puedes pintarlas a mano, con spray... enteras, por zonas, solo en los bordes... 

¡Tus macetas están listas para utilizarse! ¿Te animas con este DIY tan sencillo!?


FUENTE: Piece Of Rainbow

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.

2 comentarios :

¡Gracias por tu comentario!