DIY: Mesa tronco


¡¡Buenos días!! Hoy os traigo un DIY muy sencillo, aunque alguno de los elementos... no es tan fácil de conseguir!!: Esto es el tronco. Precisamente hablaba del tema la semana pasada en casa, actualmente, cuando un árbol muere, es muy complicado encontrar un jardinero que te saque la raíz del suelo... la mayoría de las veces queda ahí... abandonada. 



Por otra parte, aunque consigas que alguien la saque, es complicado que la gente le de el valor que puede tener. Dejar esta valiosa pieza, vista al natural, implica muchísimo trabajo detrás y no siempre tenemos el tiempo o estamos dispuestos a hacerlo... a no ser que hayas visto como queda una pieza como esta en algún lugar y que te encante ¿no? 



En el blog A beautiful mess nos cuentan cómo sacar partido a un tronco y crear tu propia mesa.

MATERIALES NECESARIOS:
  1. Esqueje, Raíz, o tronco de madera Natural
  2. Pintura blanca acrílica
  3. Lijadora de Mano
  4. Cincel,
  5. Martillo
  6. Clavos con extremo de pirámide
  7. Cinta de carrocero.
  8. Fieltro con pegamento en una de sus caras.



PASOS:
  • (1) Lo primero del todo, busca y hazte con un tronco de madera y déjalo secar. Este es casi el proceso más largo y la espera es interminable... puede tardar incluso 6 meses en separarse la corteza del tronco. 
  • (2) Para comenzar el trabajo será quitar con un martillo y cincel los restos de corteza que queden sin caer, con movimientos suaves y hacia abajo, para intentar dejar las menos marcas posibles. 
  • (3) A continuación con una lijadora de grano medio, se lija para eliminar cualquier resto de corteza que haya podido quedar y suavizar los bordes, lija también la cara superior e inferior del tronco y limpia los muñones con un paño húmedo.
  • (4) Laura utiliza una pintura blanca (que incluye una capa de imprimación) en un acabado semi-brillante y pintó todo el muñón. Como quería que la pintura quedara opaca al 100% le aplicó tres capas y por supuesto pintó todas las caras del tronco, para asegurarse que toda la madera quedaba sellada.
  • (5) El toque punk y puntero se lo ha dado con sus clavos plateados brillantes, con sus cabezas piramidales. Para instalarlos en una línea recta, utiliza la cinta de carrocero poniéndola alrededor del muñón para utilizarla como guía. 
  • (6) Una vez que la primera fila está completa, repetimos el proceso con la segunda y tercera fila, en total casi 150 clavos para las tres filas. Como remate final, coloca las almohadillas de fieltro por la parte inferior, para que puedas deslizar tu nueva mesita, sin arañar el suelo. 


Como podéis imaginar, después de este resultado, ya he empezado a buscar mi tronco! en la zona tan arbolada donde viven mis padres quién sabe si encontrare la suerte de ver una pieza con la que trabajar en algún contenedor... si algún día la encuentro, no dudéis que aquí os dejaré mi DIY.  ¿Y a vosotros os ha picado el gusanillo? ;)



Este post participa en #Small&LowCost un proyecto colaborativo donde varios bloggers compartirán contenido sobre casas pequeñas y decoración Low Cost dos veces al mes.


Fuente: A beautiful mess

¿Te acuerdas de mi post Vivir en 20m2
Pues ha llegado el momento de las votaciones en #Diariodeco10 entra 
y pon tu ♥corazón♥ en el Nº13 

Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.

2 comentarios :

  1. Sencillo y con un resultado estupendo!!!

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado estupendo y los clavos de piramide le dan el toque!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!