Shibori: Técnica milenaria de estampado


Esta técnica de estampado estilo Shibori, no es otra que la que conocemos como Batik o Tie Dye. La diferencia básicamente consiste en que en esta antigua técnica japonesa sólo se hace uso del tinte color índigo y el Tie Dye en realidad es sólo una pequeña parte de la práctica shibori.

Esta antigua técnica viene de Japón, aunque también se practicaba en la china y en la india. En occidente en cambio, el tie-dye tiene una asociación con los hippies de los años 60 y en este caso siempre pensamos en una gran variedad de colores vivos. Para practicar esta técnica debemos utilizar telas adecuadas como el algodón, lino o seda, en general todas fibras naturales.


La palabra Shibori proviene de la raíz del verbo japonés shiboru, que significa “exprimir y presionar” así que Shibori en japonés significa teñido por bloqueo, apretar, anudar. Una técnica donde a la tela se le realizan ciertos nudos  y amarres antes de teñirla, de manera que en determinadas partes no se tiñe, formando diseños muy creativos y resultando dibujos muy característicos.



Teñir telas mediante la técnica Shibori, es espontáneo y muy cambiante. Los estampados de este estilo decoran la casa por completo. El estampado Shibori está muy de moda, muchas firmas de decoración lo han incluido en sus catálogos: Cojines, fundas para sofás, juegos de sábanas y nórdicos, manteles y cortinas... cualquier textil de fibra natural es adecuado para ser decorado. 



Inspirados en esta técnica también nos lo encontraremos en colecciones de papel pintado, vajillas y todo tipo de elementos decorativos en este estampado que juega con las geometrías desteñidas.

De siempre me ha parecido una técnica muy veraniega, incluso me recuerda según en que forma tengan los dibujos a las lenguas mallorquinas o ikats. Y a ti que te parece, ¿Pondrías este estilo de estampados en tu hogar?

Imágenes vía: | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 67 | 8 |


Este post ha sido redactado según el Código  de Confianza C0C.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!